Magnetoterapia Aplicada Al Ámbito Veterinario - Manejo del Dolor con Campos Magnéticos

Paciente felino Paciente felino https://www.pexels.com/photo/kitten-cat-kitty-pet-22346/

En su libro Aplicaciones Clínicas del Biomagnetismo, el científico Antonio Mandroñedo de la Cal, realiza una amplia recopilación de estudios a nivel mundial y de acuerdo a su experiencia explica cómo  manejar adecuadamente el dolor con el uso de campos magnéticos.


Manejo del Dolor con Campos Magnéticos Por Antonio Mandroñedo De La Cal

De la misma manera que existen diferentes tipos de dolor, existen diferentes tipos de tratamientos, como:

 

A.    Tratamientos de dolor nociceptivo, determinados por un problema fisiológico activo (dolor producido por osteoporosis, por ejemplo).

Nos debemos olvidar del tratamiento del dolor en exclusiva, se debe tratar el origen o la causa principal.

 

B.    Tratamiento en problemas fisiológicos sin complicaciones (no union de fragmentos óseos, sin complicaciones adicionales de necrosis, infecciones, etc., por ejemplo)

Suelen funcionar las ondas rectangulares, que estimulan los metabolismos locales. Son recomendables frecuencias bajas o medias. Es muy aconsejable actuar con varias frecuencias.

 

 

C.    Tratamiento de un dolor neuropático

De igual manera ondas rectangulares pero a nivel de impulsos breves, sobretodo en problemas de espina dorsal.


 

D.    Tratamiento del dolor en caso de inadecuación del nivel de umbral del dolor

Los mejores campos suelen ser como en el caso b), pero en forma de semiondas agrupados en paquetes, con tiempos de reposo apreciables entre cada paquete y el siguiente.

Puede aumentar la eficiencia el hecho de que  cada paquete venga con polaridad opuesta al anterior. Por ejemplo, la secuencia será, 1º un paquete con la corriente en sentido positivo, 2º un paquete con sentido negativo, 3º un paquete positivo, y así sucesivamente.

 

Obviamente, al invertir el sentido de la corriente que activa los devanados que constituyen los aplicadores, estamos cambiando alternativamente el sentido del campo magnético que aplicamos al paciente durante la exposición.

 


E.    Tratamiento de dolor producido por problemas de segundo orden, como edemas y/o infecciones

Frecuencias bajas/medias, con dos sesiones (mañana y tarde) durante el tratamiento. La existencia de una infección ha de tratarse, con muy bajas frecuencias si es vírica, y con bajas si es patógena.

 


Las dos grandes reglas que personalizan a una elevada proporción de los tratamientos del dolor son:



I)    Cuando se va a  tratar un punto ó zona con dolor en un miembro, se debe exponer, además de la zona a tratar,  la zona de la columna vertebral a nivel de las glándulas suprarrenales (miembro inferior) o de las cervicales (miembro superior).


II)    El campo continuo es el deseable (no indispensable) acompañante del campo alterno en la mayoría de los casos.

 

Pero es muy interesante el que se aplique el campo continuo de forma que su dirección sea perpendicular al campo alterno.



Por ejemplo, el campo alterno en dirección anteroposterior, con el campo continúo en dirección interno- externo.  

 



Para la consecución de estas dos premisas conviene poder trabajar con un equipo que disponga de aplicadores múltiples y separables, para jugar a estos direccionamientos elegidos a voluntad en cada caso.

 

No conviene sobrepasarse en los tiempos de aplicación del campo, las exposiciones excesivamente largas suben rápidamente el nivel de la molestia del paciente.

 

 




Anuncios Google



Las presentes ideas, aunque descritas desde la perspectiva del aparato locomotor y del tratamiento del dolor, son aplicables a todo el ámbito de utilización de los campos magnéticos, en su versión de tratamiento o de ayuda a otros tratamientos, ulceras tróficas, nefrología, glaucoma, odontología, cicatrización de heridas, esclerosis múltiple, migrañas, diabetes, etc.

 

Por último, se añade un comentario respecto al criterio de elección para aplicar campos, continuos o de baja frecuencia, con polaridad Norte o Sur.

 

 

Tradicionalmente, en los textos que describen como usar los pequeños imanes permanentes en casos de tratamiento del dolor, se dice que el polo Norte ejerce un efecto calmante, dispersor de energía, mientras que el polo Sur ejerce un efecto estimulante, energizante.

 

Desde el punto de vista físico, en el caso de la metainestabilidad, la indispensable aportación inicial al sistema, es solo por la cuanta del salto desencadenante.

 

Una vez puesta la bola en movimiento, las fuerzas naturales del entorno la llevan hacia su punto de equilibrio. Por el contrario, en el caso del equilibrio inestable, la aportación de energía al sistema ha de ser continua.

 

 

El polo Norte pone en marcha los mecanismos de recuperación, en especial el sistema inmunológico. Es decir el Norte es estimulador de las defensas y, desde el momento que lo aplicamos a una dolencia, induce un mejoramiento.

 

Es decir, es un estimulante de las recuperaciones y un calmante de la malignidad; un amortiguador de procesos indeseables, por lo que difunde la potencialidad de la recuperación.

 

Por su parte el polo Sur parece que estimula un órgano débil, permitiéndole salir del estancamiento, haciendo evolucionar al conjunto hacia una situación de favorable estabilidad.

 



Los signos externos que de su actuación se advierten son, por ejemplo, que la señal de dolor que parta de un nervio, remite en cuanto se trata una neuropatía. Es decir, parece como si hubiésemos aplicado un calmante.

 

El efecto inmediato de la aplicación de un polo Sur es el disminuir los efectos colaterales indeseables que acompañan en la dolencia al problema principal. Por lo tanto, aplicar el polo Sur puede ser consolar el padecimiento y estado de ánimo del paciente. Que, como consecuencia, pone en marcha los mecanismos de recuperación.

 

Es lo que en alguna literatura no muy científica se denomina un estimulador de la energía vital.

 

 

En consecuencia, lo que hay que pensar en cada caso cuando se piensa en diseñar un tratamiento, no es que sea más o menos agudo, o si es en tal o cual órgano. Si, por ejemplo, el dolor se debe a un proceso infeccioso patógeno, el polo Norte incrementar la eficiencia de los leucocitos; y al mejorar la infección, el dolor se atenúa.

 

Pero supongamos que estamos ante el dolor en una articulación por efecto de una medicación con cortisona. Lo doloroso del movimiento ha producido anquilosamiento.

 

La aplicación de un campo con el polo Sur, que origina una aminoración del dolor, abre paso a que el paciente vaya moviendo la zona. El anquilosamiento remite.

 

El polo Sur ha actuado como un vivificador de la articulación. A título de resumen diríamos que no conviene aplicar las mismas dosis para dolencias crónicas que para los mismos tipos de dolencias presentadas como un problema agudo. 

 

En ese incesante registro de tratamientos con éxito y dolencias con que el terapeuta construye su criterio y experiencia, deben estar separadas las casuísticas crónicas y agudas.

 

 

 

Normalmente los casos agudos se controlan mejor con polo Sur, y los casos crónicos con polo Norte. Suele haber además más de un camino para llegar a buen fin. Supongamos, como otro ejemplo que tenemos que tratar una repentina y aguda citica.

 

Se debe a una alteración del nervio en una zona concreta. Si se aplica el polo Norte, se potencia la producción del factor de crecimiento de los nervios.

 

En consecuencia, se produce la rápida restauración de la vaina del nervio, que al repararse, deja de generar una señal dolorosa.


 

Bibliografía

  • Antonio Mandroñedo, Aplicaciones clínicas del Biomagnetismo, Biblioteca de Ciencias, Madrid 2003.




Anuncios Google


Rate this item
(0 votes)
Diana C. Pedroza - Ingeniera Biomédica (Universidad ECCI)

Soy ingeniera Biomédica con más de 6 años de experiencia en el sector salud, resido actualmente en la ciudad de Bogotá, Colombia.

Inicie mi experiencia laboral en el medio de la salud como enfermera auxiliar siendo asistente quirúrgico de un centro de detección de cáncer de mama, además del manejo asistencial realizaba manipulación de equipos de diagnóstico.

Fue allí donde al conocer la tecnología y el poder que ella tenía hacia la prevención y tratamiento de enfermedades, descubrí otra manera de contribuir al medio de la salud.  

Poco después inicie la carrera que unía de manera ideal la medicina y la tecnología.

Culminando mi carrera profesional ingrese a una compañía la cual se dedica a la fabricación de equipos biomédicos, el primer cargo que obtuve fue el de técnico de ensamble y posteriormente al ser profesional tome el cargo de jefe de control de calidad.

Allí realizaba tareas de inspección, verificación y validación de los equipos fabricados,  junto con el proceso de trámites ante el  Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos- INVIMA (Ente regulador de Alimentos, Medicamentos y Dispositivos Médicos a nivel Colombia).  

Realice mi formación profesional en la Universidad  ECCI sede Bogotá, esta universidad es una de las pioneras en el  programa académico de Electromedicina e Ingeniería Biomédica de Colombia.

Combinando mi experiencia laboral con mis estudios académicos, comprendí que cada tratamiento diagnóstico y todo dispositivo medico utilizado en la salud humana ha sido experimentado inicialmente en animales para poder ser implementado al tratamiento médico de personas, fue en este momento cuando entendí que el sector animal muchas veces no recibe parte de aquella tecnología que ayudo a surgir.

En ese momento mi carrera tomo un nuevo rumbo; decidí junto a un gran equipo de trabajo construir, evaluar y documentar la efectividad del primer equipo de magnetoterapia animal fabricado en Colombia (según publicaciones científicas), cuyos resultados mostraron gran efectividad al tratamiento.

Desde el año 2015 me dedico a la investigación, al diseño y desarrollo de tecnología aplicada al sector veterinario, dando así mi compromiso y total entrega a buscar una alternativa tecnológica en pro de la salud animal.

Contacto:
teralvet@gmail.com
ing.dianapedroza@gmail.com 

© 2018 VeterinarioAlternativo.COM
Desarrollado y administrado por Virtual Creativex S.A.S.